lunes, 20 de octubre de 2008

Aprendizaje


En la vida uno aprende, que el amor es compañía
pero la soledad no es desamor...
Y se aprende que todo lo que no nos provoca pasión
es probable que nunca lo lleguemos a amar,
y todo aquello que cuesta no tomarlo en exceso
es lo que realmente tenemos en el corazón

Se aprende que al ser impulsivo se disfruta mucho más
pero a veces la seguridad viene del saberse controlar
sin embargo, no puedo decir que viviré segura
y me privaré de aquello que me gusta...

Uno aprende que una derrota no es el fin de todo
y uno las va aceptando, con la frente en alto
pero en cada una de ellas, vamos perdiendo algo,
una parte de nosotros se desprende
una parte de nosotros se destruye
y al mismo tiempo, otra parte se construye
una dureza se forma en el corazón
una sobre otra, después de cada derrota.

También en esta vida se aprende sobre el amor y el sexo
que no se deben confundir, pero sí mezclar
que cuando uno arde en deseo, nada lo puede calmar
hasta toparse con aquella persona que nos impide pensar.

En esta vida, no puedo esperar nada de nadie
pero debo esperar todo de mí misma,
porque al final del camino yo soy lo único que tengo
lo único controlable
y en realidad ni eso es del todo cierto...

4 comentarios:

CIUDADANO CERO dijo...

Interesantes pensamientos, el del sexo y el amor, me gustó esa máxima. Un saludo cordial.

Abril dijo...

A ese aprendizaje yo le llamaria Madurez.

Bien por ti!

S@kis dijo...

Un excelente escrito, me gustó un montón!

Cris Guerra dijo...

Pues estamos fregados y estamos en esas cabal... uno se da cuenta luego de tener "paralizada" la vida por unos meses... pero los cachimbeos siguen solo esperando ser resueltos o ser superados, alli en esas vamos.

Que bien escribe M.!
Tenemos que juntarnos con la mara no? ya hace demasiada falta.