sábado, 20 de septiembre de 2008

El país de la verdadera libertad


Hace poco, celebramos en Guatemala y toda Centroamérica el día de la independencia. ¡¡Woo!! ¡Qué alegre, independencia! ¿Pero independencia de qué?

En 1821, Guatemala fue declarada como una república libre y soberana, independiente del imperio español, pero en realidad, nunca hemos sido desde entonces un país libre, eso es sólo una ilusión.

Económicamente, no somos independientes, pues actualmente el presupuesto nacional "no alcanza", y el nuevo gobierno pretende aumentarlo en un 25% (aprox.). Este aumento no puede salir de este país que cada vez está con una mayor crisis económica, así que se tendrá que recurrir al préstamo. Wow, qué sorpresa, vamos a endeudar más al país para "cubrir" nuestras necesidades (¿o las necesidades de quién?).

Culturalmente, en la ciudad por lo menos, nos encontramos bajo la influencia de Estados Unidos en su mayoría, y actualmente hay una mezcla cultural que ya no se define muy bien qué es Guatemala y qué no lo es.

Además, no se puede negar el hecho de que algunas veces se vean miembros del Ejército de Estados Unidos rondando por la ciudad (especialmente en la zona 10), como si fuéramos una colonia gringa, aunque como dependemos en gran manera de ellos, se podría decir que sí.

Pero eso sí, a todos los delincuentes (y políticos), ladronotes, narcotraficantes, violadores, asesinos, estafadores (como algunos bancos que no han quedado en el olvido), secuestradores, extorsionadores y demás, se les informa que Guatemala es el lugar perfecto para cometer sus fechorías, pues acá no los van a investigar, y si los investigan, va a costar que los agarren (sobre todo si sus compinches son los mismos miembros de la PNC). Ahora, si tienen la mala suerte de que los agarren, no se preocupen, sólo tienen que pistear a alguien y salen libres, para poder seguir haciendo de las suyas, y si no, pues este país les ofrece la facilidad de que sigan dirigiendo sus actos delictivos desde la misma prisión.

¿Cuántas personas han sido víctimas del crimen? Yo he sido víctima de la inseguridad que se vive en el país actualmente, pero gracias a Dios, sigo íntegra, y mi familia también, pero ¿cuánta gente no puede contar el mismo cuento? Hace poco a una conocida le fue arrancada la vida por personas inescrupulosas, a quiénes les pela la familia de sus víctimas. ¿Hasta cuándo seguirá esta situación? Quién sabe, pero lo que sí es que este es un país donde ya es difícil vivir, para todos.

Sin embargo, según escuché por allí, algunos miembros de los más grandes carteles mexicanos están viniendo a instalarse a nuestra fecunda tierra, ya que acá sí podrán seguir con sus actividades sin que les estén respirando en el cuello. Suerte pues, y a todos los que acá estamos, les digo que se vienen tiempos difíciles.

1 comentario:

Rodolfo dijo...

El termino "Colonialismo Económico" me gustó mucho para describir este tipo de situaciones.