miércoles, 13 de agosto de 2008

Cuarto artículo publicado!!

Esta vez me fui por otra dirección, y me dejé llevar por uno de los temas que más me ha gustado y que más he disfrutado en la vida, y es la Filosofía. No me considero filósofa, ni nada por el estilo, pero sí reconozco que tengo cierta debilidad por el tema. Pueden ver el artículo aquí. De todas formas, y como todos los otros artículos, lo voy a colocar en la columna derecha, para que cada vez que quieran puedan acceder directamente a él desde allí.

El artículo es un resumen y un breve análisis sobre el capítulo del origen del conocimiento humano del filósofo alemán Johannes Hessen su tratado "Teoría del conocimiento" (Epistemología). Se presentan los inicios del conocimiento como dogmatismo, donde el objeto del conocimiento era dado por su corporeidad. Luego, como una oposición surge el excepticismo, que niega la relación entre el sujeto y el objeto de conocimiento, por lo que anulaba la capacidad de juicio. Bueno, el resto está explicado detalladamente en el artículo, así que si les interesa, le pueden dar una leída.

El hacer este artículo me llevó a épocas memorables de mi vida. La primera, por supuesto, el colegio. Fue en este período donde tuve mi primer contacto con la filosofía, aunque fue muy superficial. Recordé cómo el Skipy (así era q le decíamos? no me acuerdo ni de su nombre...) se limitaba a ponernos a leer el fantabuloso libro ese, y a responder las preguntas que en él estaban. No hubo mayor profundidad en el curso, y lo poco que pude aprender fue porque yo misma buscaba más.

La segunda y la que más impacto tuvo, la época universitaria, donde una doña ya "entradita en años" era la catedrática. Ella, cuyo nombre sí recuerdo y era Melvin (sí Melvin, es la cosa más extraña del mundo pero así se llamaba), tenía una mucho mejor preparación que los cursos de filosofía en un Seminario teológico, proveió material muy interesante y profundo, con el cual ya pude satisfacer mejor mi sed de conocimiento. Sin embargo, como ella misma me lo dijo después de reclamarle algunos puntos que NUNCA me puso, "ni que fuera yo Platón", para mantenerme de la filosofía, así que como lo mencioné antes, se quedó como una etapa de mi vida.

Me gustaría mucho tener más tiempo y disposición para estudiar más el tema, pero por ahora me conformo con revisar lo ya aprendido, y disfrutar de las memorias.

3 comentarios:

S@kis dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog!

me parece interesante que te inclines por la filosofía. El semestre pasado en la escuela llevé un curso de teoría del conocimiento y puedo decirte que aprendí mucho!

Saludos

Oraleeeeeeeeeee!!!

Alejandra dijo...

Ruben Dario se llamaba el profe del colegio, jajaja pues la verdad que bueno que te pongas a escribir y canalizar toda tu imaginación hacia buenas causas.. mucha suerte con todos los temas que tengas en tu cabecita...

Mayra Benitez de Cruz dijo...

Gracias por sus comentarios! Un abrazo Ale, y q todo te salga bien ;)

S@kis, gracias por pasar visitandome, te leo al rato...

Saludos